Embajadora de Buena Voluntad

Karolyn Castro

República Dominicana

Hija adorada de Dios, guerrera por decisión, mujer, madre (de dos bellos milagros), escritora creativa, editora, community manager y bloguera profesional.  Co-fundadora de la Dominican Writers Association, una organización que busca promover y apoyar los escritores Dominicanos a nivel mundial.  Columnista en “La Nota Latina” de Miami con la columna Mucho más que curvas.  A nivel profesional, con un título en Administración de Empresas y más de 10 años de experiencia en Demand Planning, Análisis de Mercado y Cadena de Abastecimiento.  En el año 2007, decido combinar mi pasión por la escritura con el mundo del blogging y lanzo “Reflexiones” un blog orientado a reflexionar sobre las cosas cotidianas del alma.

Apasionada por la fortaleza intrínseca que hay dentro de cada mujer y por esa fuente inagotable que nos hace sobreponernos a los retos que nos lanza la vida, decido lanzar mi proyecto de vida “Team Guerreras”, evolucionando a mi primer blog “Reflexiones” y que re-lanzo con una nueva imagen en Enero 2015.

Con su proyecto busca exponer cicatrices, batallas y como se crece a partir de ellas. Team Guerreras es un canal para reflexionar y conocernos a través de las historias y sueños de quienes le sigan. El objetivo primordial es encontrar Guerreras que estén dispuestas a compartir estrategias de batalla con otras guerreras para mostrar que somos mucho más que curvas.  Del mismo modo es un medio para  exponer mi trabajo como escritora creativa en la República Dominicana.

Team Guerreras busca influenciar a las mujeres del mundo a compartir sus experiencias de vida para servir como agentes de cambio y motivación a otras mujeres.  A la vez, busca exponer su trabajo como escritora e impulsar el talento que viene del alma, ese que trabajamos con pasión y que es base del desarrollo cultural de las naciones.

Karolyn es soñadora, es un torbellino de emociones y una dualidad que cree ciegamente en el cambio que se desencadena cuando comienzas a mirar con los ojos del alma.

Deja un comentario